Pendientes

Pendientes

Pendientes con Piedras Semipreciosas para todas las Ocasiones

Las joyas con piedras no puede faltar en nuestro joyero, unos pendientes con piedras semipreciosas pueden sacarnos de un apuro tanto cuando queremos ir informales como cuando queremos destacar por nuestra elegancia.

A veces asociamos este tipo de pendientes a formas hippies de vestir o a no ir elegantes, pero lo cierto es que los accesorios con piedras semipreciosas son ideales para ambas ocasiones. Podemos encontrarlos más informales ideales para un día de campo o playa con una falda o un vestido tipo playero, o por el contrario, sobrios y refinados para una ocasión especial combinándolos con un bonito vestido de noche.

Al hablar de pendientes de piedras semipreciosas, no tenemos por qué estar hablando de pendientes caros. Las piedras semipreciosas tienen un valor muy distinto entre ellas, todo depende de la dureza, la belleza o la perfección de las mismas. Entre las más usadas en joyería podemos destacar ágata, amatista, ámbar, cuarzo, feldespato, topacio o turquesa.

Los pendientes con piedras semipreciosas, además de ser atractivos como productos, son atractivos en cuanto a su precio. Este complemento tiene un precio asequible a todos los bolsillos, ya que las piedras semipreciosas tienen un precio bastante razonable, lo que hace que todos podamos lucir o regalar unos pendientes de piedras preciosas en más de una ocasión.

Pendientes

Aquellos que opten por comprar o regalar este tipo de pendientes, pueden estar seguros de se compra. Una de las características de las características principales que poseen, es que nunca pasan de moda como ocurre con otros tipos de pendientes. Por ejemplo, las plumas o los aros son complementos que se llevan en determinadas épocas o temporadas, y aunque tienen un tiempo de más auge finalmente caen en el olvido para volver tiempo después. Esto no ocurre con las piedras semipreciosas, estos pendientes se mantienen en tendencia un año sí y otro también. Es el complemento ideal que no se queda anticuado por mucho que cambie la moda.

Otra curiosidad o características que poseen, es que cada una de las piedras que lo forman tienen un significado para aquellas personas que creen en los amuletos y en los talismanes. La turquesa por ejemplo lleva utilizándose como amuleto desde tiempos inmemoriales, según cuentan es una piedra protectora que ayuda a la expresión creativa. La amatista es considerada la piedra de la mente, potencia la memoria y mejora la motivación, o el ámbar al cual se le atribuyen propiedades sanatorios y capaz de alejar las enfermedades del cuerpo.

Lo cierto es que unos de estos pendientes en nuestro joyero no están demás, ya sea como amuletos, como accesorio diario o como complemento ocasional deben formar parte de nuestra colección, ya que tanto grandes como pequeños, sobrios o llamativos hacen atractivo a todo el que los luce.




También en El Blog de Tiahra

María Valdés y Tiahra
María Valdés y Tiahra

María Valdés con pendientes en forma de hoja.
Karla González y Tiahra
Karla González y Tiahra

Karla González con colgante de lapislázuli.
Mery Turiel y Tiahra
Mery Turiel y Tiahra

Mery Turiel con pendientes largos en forma de rombo.
Contacto

¿Podemos ayudarte?

Te responderemos rápidamente.
¡Gracias!